martes, 28 de diciembre de 2010

Capacidad de Adaptación - Camaleón

Era un día cualquiera, Sofía recogía sus cosas para irse al gimnasio donde impartía clases de artes marciales a un grupo aproximado de 25 personas. La mayoría de éstos eran hombres, por no decir prácticamente todos. Esto no suponía ningún problema para Sofía, es más, si le preguntabas a cualquiera de sus alumnos, el respeto y admiración que sentían por su maestra era envidiable.
Llegó a clase temprano, como venía siendo habitual ya que rascaba siempre 20 minutos antes del entrenamiento, tiempo que le venía fantásticamente para realizar estiramientos. Allí se topó con Gustavo con el que mantuvo una conversación de lo más agradable, hablando de temas de lo más variado y algunos ciertamente íntimos.
Al comenzar la clase Sofía empezó con un poco de ejercicio aeróbico suave y fué incrementando la potencia de éste. A los 10 minutos vió como Gustavo estaba trabajando más lento que el resto de sus compañeros y con menos ganas. Además miraba a la profesora con cierta confianza y la sonreía, al fin y al cabo ella era un bombón y acababan de intimar. Pero... Sofía tardó muy poco en gritarle, amenazarle con hacer un número ingente de flexiones y abdominales,  humillarle delante de sus compañeros y por último mirarle con una cara que Gustavo jamás había visto antes. El alumno no entendía qué acababa de suceder allí, ¿pero no éramos amigos?



Pepe había nacido en una aldea de una zona rural cuya población apenas llegaba a los 90 habitantes. Creció y se crió allí absorbiendo toda la cultura, lengua y tradiciones de esta aldea. Tuvo una educación carente de cosas básicas y una infancia bastante complicada. Pasados unos años y llegada la adolescencia, la familia de Pepe decidió irse a la capital de provincia a vivir. Esto supuso un cambio en la vida de Pepe muy grande, ya que entró en un colegio nuevo, una nueva casa en un nuevo barrio... , básicamente todo lo que él conocía no se parecía en nada a lo que esta nueva ciudad 10.000 veces mayor le ofrecía.
Los primeros días fueron muy duros, ya que en el colegio al principio, los niños se reían de él por su marcado acento y sus pocos conocimientos. Pero Pepe les contestaba siempre con bromas y con una sonrisa, que les embaucó poco a poco.
A los pocos meses Pepe tenía un grupo de amigos muy grande, había hecho cosas completamente desconocidas hasta entonces para él, desde ir en metro hasta pisar una discoteca. Para nuestro protagonista fueron experiencias de lo más emocionantes y se adaptó con mucha facilidad a todos los cambios. Con los años entró en la universidad y se fué con una beca a estudiar por europa. Absolutamente nadie de todos los que lo conocieron por entonces hubieran imaginado los orígenes de Pepe y los grandes problemas de analfabetización que tuvo.




Durante mucho tiempo Cristina había estado saliendo con un chico de su ciudad, muy cercano y agradable. Marta, una amiga de Cristina había sido durante todo ese tiempo la confidente de ésta última. Había escuchado todos los problemas, todas las alegrías y todos los sucesos entre la pareja durante años.
Lo que Marta nunca llegó a comprender es cómo durante todos esos años Cristina había mantenido una relación paralela con otro chico y había conseguido camuflarlo todo. Le sorprendía la capacidad que tenía Cristina de estar con una persona tratando un tipo de temas y llevando un estilo de vida, y al mismo tiempo llevar otro tipo de vida completamente distinto con la otra persona. Como podían estar estas dos personas ajenas a lo que ella estaba haciendo.
Con el tiempo Cristina aclaró su vida, y supo escoger al chico con el que debía estar, siendo Marta la única prueba viviente de lo que había acontecido.



En estos tres ejemplos hay un factor común, y es la capacidad de adaptación que tienen nuestros protagonistas según las circunstancias en las que se hallan.
En las tres historias observamos como el protagonista es completamente capaz de adaptar su personalidad a las diferentes circunstancias.

En el caso de Sofía, la maestra de artes marciales, supo perfectamente y sin ningún tipo de contemplaciones mostrar el lado duro y desafiante de un maestro, a pesar de haber estado minutos atrás intimando con uno de sus alumnos. Adaptó su condición de profesora en segundos, mostrándole a Gustavo todas las armas y el por qué del respeto que mostraban el resto de sus compañeros hacia ella.

En el caso de Pepe, el chico de la aldea, usó diferentes tipos de herramientas para integrarse y las cuales hicieron que su adaptación al cambio fuera rápida y exitosa. Las circunstancias que a Pepe le aparecieron, habrían creado en muchos otros un mundo de marginación social y poco desarrollo personal.

Por lo que respecta a Cristina, dejando a un lado la moralidad o no de la historia, observamos una chica que conseguía adaptar su persona a la doble vida que ella había escogido. Era capaz de ser la Cristina que a su chico le gustaba cuando estaban juntos, que la Cristina que le gustaba al otro chico al estar juntos.

Todos tenemos cierta capacidad de adaptación al medio en el que nos desenvolvemos de manera innata. Lo que sí es cierto es que hay personas con personalidades más camaleónicas, y esto significa que son personas que usan mejores y más número de herramientas, para adaptarse al medio.
Si yo puedo estar una tarde conversando con personas con un nivel cultural bajo y me consideran de los suyos, y por la noche hablar de política socieconómica con un grupo de personas muy cultas y también sienten que soy de su estilo, ahí demuestro ser camaleónico. Si puedo pasar de ser un buenazo con un alumno y luego ser un auténtico cabrón con éste mismo , soy camaleónico. Si puedo estor saliendo con dos personas a la vez y mostrar facetas diferentes y gustar a las dos, soy camaleónico. Si puedo viajar y sentirme como en casa al poco de estar allí, soy camaleónico....

En resumen, si me adapto rápidamente a diferentes situaciones o circunstancias, soy camaleónico.

si pero...¿ser camaleónico es bueno?

Cuanto más camaleónico se es, mejor adaptación tenemos al medio, por tanto mayores probabilidades de éxito tenemos.

Y ahora te pregunto yo, y tú..¿eres camaleónico?


lunes, 13 de diciembre de 2010

Potencial real vs Potencial ficticio

Miguel era un estudiante universitario obsesionado con su carrera. Como muchos otros estudiantes, para Miguel era fundamental finalizar sus estudios lo antes posible y entrar en el mercado laboral. Desde pequeño nuestro protagonista había visto como en su entorno, tener una carrera universitaria era algo indispensable para poder encontrar un trabajo bien remunerado. Inconscientemente durante todos sus años de estudiante había ido mamando la necesidad empírica de estudiar lo máximo posible, ya que eso iba asociado a un éxito profesional en la vida. A él le gustaba tocar el violín  y lo hacía muy bien, pero sus padres se negaron en rotundo que la vida de Miguel fuese por ese sendero, puesto que "eso no da de comer".

Durante los años universitarios Miguel conoció a gente fantástica y vivió experiencias para recordar algunas, y olvidar muchas otras. Miguel no era un estudiante brillante la verdad, pero tampoco era el típico estudiante que se deja los estudios al par de años en la universidad. Era un chico constante, que sufría más de lo normal en su día a día. No quería perderse las clases teóricas nunca, y cuando llegaba la época de examenes la ansiedad lo destrozadaba anímicamente. Con el paso de los años las fiestas universitarias y el pasotismo se convirtieron en una autoexigencia muy grande por recuperar lo perdido y acabar lo antes posible. Miguel sufrió mucho durante esos años, encerrándose en sí mismo y en la carrera, dejando de salir por las noches y rompiendo vínculos sociales.

Lo que Miguel nunca esperaba es que después de todo lo que él había sufrido estudiando, la realidad que el imaginaba era completamente distinta. Intentó abrirse hueco en el mercado laboral y empezó a hacer trabajillos con funciones completamente distintas a lo que él se había estado formando todos esos años. Le remuneraban en negro, no cotizaba ni tenía derecho alguno.
Con el tiempo Miguel consiguió una serie de trabajos que iban desde contratos temporales, hasta uno indefinido que un sueldo decente.
El poblema es que Miguel entraba a las 8 de la mañana a trabajar, y con suerte salía a las 8 de la tarde, quedándose a veces hasta más tarde. Pero bueno su objetivo estaba cumplido, había sido un estudiante universitario y tenía trabajo, para la sociedad él había conseguido "éxito en su vida".

¿os suena de algo esta historia? ¿conocéis a alguien que viva esta situación o vaya camino de ello? ¿os sentís identificados en parte?

Sinceramente estoy cansado de ver como la sociedad inculca ciertos valores desde que eres pequeño, aplastando muchas veces las habilidades intelectuales de cada uno. Sé que tengo lectores en muchos países sudamericanos y no me gustaría generalizar, pero aquí en España hemos tenido durante un par de décadas obsesión absoluta por los títulos universitarios o de otra índole, lo que se conoce como "titulitis". Ahora hay tanta gente, tanto licenciado universitario y tanto titulado que para destacar entre todos, muchos se ponen a hacer doctorados y hacerse experto en mil cosas. Parece que la sociedad va encaminada a ser profesor de universidad. La mentalidad parece que sea esa, para destacar y tener éxito hay que estudiar y sacárse títulos.

La educación que se nos da desde pequeños es incorrecta, y para poder cambiar el problema actual que tenemos en nuestra sociedad debemos empezar cambiando la forma de educar a los niños.

Tenemos que potenciar sus habilidades emocionales, su creatividad, sus ideas, dejar que se expresen y desarrollen su cerebro de otra manera distinta a lo que la sociedad impone a día de hoy.

La historia de Miguel es un claro ejemplo de lo que le sucede a un grandísimo número de personas en nuestro planeta, han seguido la corriente del río que la sociedad les ha impuesto y cuando han llegado a la desembocadura se han dado cuenta de que su "éxito profesional" no ha sido tal, y si lo ha sido no ha sido debido a la cantidad de títulos que hayan obtenido sino a su potencial real, sus recursos y habilidades.

El potencial ficiticio es pues, el potencial que la sociedad nos "otorga" sacándonos títulos de todo y siguiendo el camino de una vida que dista mucho de dejarnos sacar todo el potencial que tenemos.

En cambio, el potencial real es el que llevamos dentro inherente a cada uno de nosotros, ese potencial que sabemos que tenemos y que muchas veces no sacamos porque "no correponde" "no me sirve para nada" etc.

Yo sólo puedo animaros a concienciar a nuestro entorno de que la realidad no es la que nos han hecho creer durante tanto tiempo. Y tenemos que empezar desde abajo, sin olvidar los estudios superiores. Estoy cansado de ver en la universidad gente que sigue creyendo que va a tener un grandísimo éxito profesional, por el hecho de acabar su carrera en los años que le corresponden o por tener varios títulos en marketing, auditorías y programación ¡venga ya!

Por el bien de todos, concienciémonos y ayudemos a los demás a hacerlo, para que podamos sacar nuestro potencial real y dejemos de un lado el supuesto potencial ficticio, que lo único a lo que nos ha llevado a día de hoy es a un reparto desigual e injusto en el mercado laboral, a un exceso de titulados, a una tasa de desempleo nunca antes registrada y con un futuro negro e incierto.

SACAD VUESTRO POTENCIAL REAL!!!!

Os dejo con esta fotografía:


* Esta mujer es Gillian Lynne autora de "Cats" y "El fantasma de la ópera" entre otras obras, coreógrafa de 84 años y con un potencial abrumador en e mundo de la danza. De pequeña decían que tenía un problema de atención en el colegio y que no iba bien encaminada para ser una persona de provecho. Sus padres descubrieron la pasión de Gillian en la danza, la apuntaron y centraron todos sus ingresos en potenciar dicha pasión, y a día de hoy tiene una carrera espectacular así como una escuela de danza y es multimillonaria.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Y tú ¿eres empático?

Supongo que todos tenemos una pequeña idea de qué es la empatía y muchos de nosotros pensamos que somos increiblemente empáticos, aunque tendemos a caer en un error muy común. Ese error es confundir la empatía con la intuición y creemos que tenemos una visión de rayos X, lectora de los pensamientos de nuestros amigos, familiares o de nuestra pareja. Pero realmente la empatía dista mucho de eso, la empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en la piel de la otra persona y sentir lo que esa persona siente, eso no significa interpretar lo que la otra persona piensa.

¿Quién no ha escuchado nunca los típicos comentarios de "sé lo que piensas" "no hace falta que me lo digas" "sé lo que pasa por tu cabeza"? Pues no, claro que no lo sabes porque cada individuo es único y piensa de una manera singular. Otra cosa son las emociones, porque las emociones son la expresión que hacemos de nuestros sentimientos y se pueden medir de diferentes maneras.
Por tanto tendemos a JUZGAR a la gente, por pensamientos que creemos como universales en todas las personas en determinados momentos... y eso no es correcto.

Nacemos con la empatía y la vamos perdiendo a medida que nos hacemos mayores. Desde niños nuestra empatía está muy desarrollada, somos capaces de llorar simplemente porque vemos al niño de al lado hacerlo aunque no comprendamos muy bien por qué. Pero esto no pasa simplemente con el ser humano, el resto de mamíferos tiene la misma capacidad. Fijaos en el gato que se acerca cuando te encuentras mal en el sofá y frota su lomo un poco contigo, o el perro que también se acerca a ti cuando estás triste o se aleja cuando estás cabreado. Estos animales se contagian del malestar pero no se preocupan por entender lo que está sucediendo.
El problema está en que en la mayoría de individuos la empatía va menguando y un poco número la mantiene bien desarrollada. Y os voy a poner un ejemplo claro.

En mi entorno hay personas que tienen una empatía muy desarrollada, y esto lo puedo saber viendo a aquellas que tienen la capacidad de escuchar a los demás. Como leí en un blog muy interesante hace poco, dios nos ha dado dos orejas y una boca, así que... ¡hay que escuchar el doble y hablar menos! .
Es fundamental que entendamos que la empatía ya no es sólo la capacidad de ponerme en la piel del otro, sino también la capacidad de escucha que tenemos. Y sinceramente, en líneas generales estoy cansado de ver gente que se limita tan solo a ser escuchado y no hace atisbo alguno de querer escuchar.
Y el problema que tiene una persona empática es que cuando la gente detecta tu capacidad, abusa de ella. Tendemos a contarles todos nuestros problemas a aquellas personas que poseen una escucha muy buena y que parecen comprender lo que sentimos en un momento determinado.
¿ No conocéis a alguien que se limita a querer ser escuchado y cuando tiras a contarte algo cambia rápido de tema, no parece entender nada de lo que le dices... etc? Pues esa gente tiene la empatía por los suelos.

Pero las buenas noticias para los empáticos es que tener un buen oído emocional proporciona habilidad social, ya que la empatía no deja de ser un radar social y podemos usar esa escucha y empatía para conectar con los demás. Las relaciones con el resto de personas pueden cambiar de ser simpáticas o antipáticas tan solo por empatía que uno ponga.

Espero que llegados a este punto hayamos entendido un poco más y mejor lo que es la empatía y que hayamos aprendido a distinguirla de otros conceptos como la intuición.

Y como consejo final me gustaría deciros:

escuchad más a la gente de vuestro entorno y tratad de sentir lo que ellos sienten a través de las emociones ya que os dará un bagaje muy bueno para las relaciones personales.

Un saludo a todos


miércoles, 10 de noviembre de 2010

1 miedo vencido, 1 semana de subidón

Hacía dos semanas que Laura no dejaba de comerse la cabeza. Noche tras noche pensaba qué sucedería cuando se enfrentase a aquella situación en la universidad que tanto la asustaba.
Era pensar en la exposición oral que tenía que hacer delante de toda aquella gente, y notar escalofríos por el cuerpo, un nudo en el estómago y sudoración por todo su cuerpo. A medida que el día se acercaba, estos síntomas iban en aumento y se planteaba icluso la opción de mandarle un email al profesor y decirle, que ese día iba a ser imposible poder asistir a clase por motivos personales. Cuando imaginaba la opción de poder huir de aquello, su cuerpo notaba un alivio instantáneo y la sensación era de las más agradables que se pudiesen sentir..., para ella "quitarse el marrón de encima" era lo mejor que le podía pasar.

Llegado el día y no habiendo recurrido a la huída fácil, Laura se despertó prácticamente de un salto y con el corazón latiendo aceleradamente. Intentaba no pensar en lo que a las 9 de la mañana iba a acontecer, aquello que tanto la angustiaba y que había hasta modificado su carácter estas últimas semanas. El temor que para Laura suponía hablar en público era tan grande, que desde pequeña había huído de cualquier presentación oral y hasta el momento no había tenido la obligación de hacerlo.
Temblorosa y sin haber desayunado absolutamente nada al tener el estómago completamente cerrado, Laura cogió dirección a la universidad. Por un momento creyó estar enferma, puesto que notaba ciertos mareos, taquicardias y calores en pleno mes de Febrero.
Al llegar a clase se sentó al lado de su amiga Irene, la cual notó al instante el estado de Laura y no dudó en preguntarle qué le sucedía. Laura le contó el miedo tan abrumante que sentía, y su amiga respondió con un simple "tranquila si no es nada". Eso a nuestra protagonista no le ayudo lo más mínimo, pues pensó que "no es nada" para los demás, pero que para ella era un infierno.

Cuando vió aparecer al profesor en el aula y la cantidad de gente que la llenaba, Laura miró la puerta de salida y sentía cómo su mente le incitaba a salir rápidamente, ofreciéndole aquella sensación tan buena y placentera de huir de aquella pesadilla tan real. Apenas tuvo tiempo de pensar en huir, cuando el profesor dijo "Laura Vázquez" es su turno, puede comenzar cuando quiera.

Laura estaba atemorizada y horrorizada de pensar que se iba a quedar en blanco delante de toda aquella gente, que iba a temblar tanto su voz que iba a ser prácticamente incomprensible y que le tocaría salir del aula rápidamente de la vergüeza y angustia que iba a sentir.

Salió decidida, puso el primer pie en la tarima y se elevó completamente del suelo subiendo la otra pierna, se giró de cara al público y comenzó a hablar...

-"Buenos días a todos, mi nombre es Laura Vázquez y voy a hablaros de...."
A medida que iba diciendo la frase Laura sentía que su corazón se iba relajando, que la sensación de angustia desaparecía y que su voz ligeramente temblorosa, era completamente comprensible. Sentía progresivamente como todos aquellos temores que se había estado inculcando, no estaban apareciendo. Se la comprendía perfectamente, su posición corporal era muy buena, se acordaba de prácticamente de todo y de lo que no, no tenía dificultades para improvisar. Incluso en un momento determinado, puso una pizca de humor que despertó la sonrisa de algunos de los asistentes, lo cual la hizo sentir realmente bien delante de todos. Había pasado los 10 minutos que el profesor otorgaba a sus alumnos para las exposiciones, pero Laura seguía cotorreando sin parar hasta que el profesor la interrumpió disculpándose y le dijo que fuera acabando. Laura hizo una pequeña conclusión final , miró a todo el mundo y finalizó con un "Muchas Gracias" , lo que animó al público a aplaudirle.
No lo podía creer, nuestra protagonista estaba como en una nube, en un estado de placer absoluto escuchando como toda aquella gente le reconocía el trabajo realizado , sin saber si quiera el esfuerzo añadido que para Laura había conllevado. 

Bajó de la tarima y se dirigió a su sitio, donde Irene la esperaba con una sonrisa de oreja a oreja. Cuando se sentó , su amiga le dijo "lo has hecho de maravilla, ¡ves cómo no era nada!"  . Laura le devolvió la sonrisa y le dió un pequeño abrazo.

Este fué un punto de inflexión muy grande en la vida de Laura, el antes y el después de una vida de huídas constantes en lo que a hablar en público se refiere, y que a medida que iba cumpliendo años parecía que se hacía más necesario realizar.

Ella se sentía realmente bien, poderosa, su ego , su autoestima, absolutamente todo se vió incrementado como nunca antes. No sólo eso, sino que ahora tenía ganas de más, de enfrentarse a nuevos miedos y de vencerlos uno tras otra para notar esa sensación tan extremadamente placentera, que superaba aplastantemente el falso placer producido por la huída.



Hemos podido ver en esta historia un problema real que se da constantemente en todos nosotros. No me refiero a hablar en público, sino a tener miedos que nos bloquean y nos hacen pasar malos ratos y que a veces pueden extenderse mucho en el tiempo, afectando a nuestro carácter, nuestras relaciones sociales e incluso a nuestra salud.

He decidido poner el título de "1 miedo vencido, 1 semana de subidón" haciendo un cálculo aproximado por experiencia propia, de lo que puede durar el estado de "subidón" que vivimos al enfrentarnos con éxito a un miedo de este tipo. Ese subidón no es constante. No es lo mismo el estado en el que te encuentras horas después de haberte enfrentado, que el 5º día, pero si se nota una diferencia entre la primera semana y el resto del tiempo.

Nuestra querida Laura no está curada. Lo más probable es que si no vuelve hacer  ninguna exposición oral hasta dentro de 6 meses, la próxima vez que la tuviese , el día de antes iba a estar subiéndose por las paredes y con un nivel de ansiedad muy alto. Esto se multiplicaría si la próxima vez que expusiese fuese dentro de 3 años. El consejo para Laura sería que en la medida de lo posible, se ofreciese voluntaria para exponer otros trabajos de la universidad o en un caso extremo si quisiese exponerse al público a toda costa para no perder el hábito, se fuese a una iglesia a realizar una lectura en público (por poner un ejemplo).

Cada uno tenemos nuestros miedos, y está químicamente demostrado que al enfrentarnos a ellos con éxito nuestro cerebro desprende endorfinas ("hormona del placer").

Lo que debemos hacer es salir de nuestro círculo de bienestar de vez en cuando, para relizar cosas que a priori tememos y que no suponen un peligro para nosotros, sino algo que supondría una ampliación de nuestra mente, una evolución que haría sentirnos mejor con nosotros mismos.

Por tanto, aunque el ejemplo se basa en el miedo a hablar en público... piensa,

¿a qué le tienes miedo?

lunes, 18 de octubre de 2010

LA INTUICIÓN ¿sexto sentido de la mujer? ¿herramienta útil?

Hoy era el cumpleaños de Borja, cumplía 25 años y estaba realmente contento. Celebraba una comida familiar con motivo de su aniversario junto a sus 3 hermanas y a su madre. Acostumbrado ya desde su adolescencia a convivir en un hogar repleto de mujeres , Borja había sentido siempre la curiosidad de saber a qué se referían su madre y hermanas al hacer referencia a un "sexto sentido" del cual solo eran capaces de tener las mujeres, decían ellas. Nuestro cumpleañero sopló las velas, se sentó en un sofá y se quedó pensativo durante unos minutos. En ese momento le vino a la cabeza un amplio número de imágenes conversando con su madre y hermanas sobre aquel sexto sentido que ellas decían poseer.

Una de aquellas imágenes era una conversación con su madre en la que ésta le comentaba la facilidad con la que muchas mujeres podían sentir, percibir e incluso adivinar situaciones o hechos , basados en una pequeña corazonada. Su madre en muchas ocasiones sabía lo que pasaba por la mente de Borja sin éste decir ni "mu", mientras que a su padre o le decía claramente lo que le pasaba o éste no se enteraba nunca.
Luego apareció por su mente su amor platónico, la chica que él consideraba más maravillosa del mundo, su amiga Martina. Era una chica con un cuerpazo de escándalo , muy bonita de cara y con un corazón enorme. Esto le había siempre apasionado a Borja, al cual también siempre le había fascinado la capacidad que tenía Martina para percibir que algo le pasaba. En muchas ocasiones ellos mantenían conversaciones muy largas y aunque Borja se limitase a intentar que ella no captase una situación , Martina acababa adivinando qué había pasado. 
¿cómo puede saberlo si no he abierto la boca sobe ese tema? , se planteaba. 

Tras 10 minutos de lo que se podría denominar "empanamiento" , Borja salió de sus pensamientos y volvió a la mesa donde su familia reposaba la comida acompañados de un café.


Bien, con esta breve historia quería relatar aquello que muchos hombres se plantean y que muchas mujeres no saben a qué se debe. Este "sexto sentido" del que hablamos no es otro que la Intuición. Pero hemos de dejar claro que evidentemente la Intuición no es cosa solo de mujeres, sino de aquellas personas más emocionales. En cómputo global la mujeres son mucho más emocionales y sensibles que los hombres.


El cerebro podemos dividirlo en dos mitades. El hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho. Las funciones del hemisferio izquierdo son tales como el lenguaje, la ciencia y las matemáticas, la lógica, pensamientos más racionales etc.. En cambio el hemisferio derecho posee funciones del tipo arte y música, creatividad... y la intuición entre otras. Existen pruebas realizadas tanto a mujeres como a hombres donde un grupo obtiene puntuaciones más elevadas que el otro y donde se extraen conclusiones interesantes.
Por ejemplo las mujeres en general poseen una capacidad superior a los hombres para los aspectos comunicativos del lenguaje, y el cerebro masculino tiene más habilidad para la manipulación formal de los símbolos, ya que ello significa algo similar al razonamiento matemático, para el que están mejor preparados.

 Pues en el caso de la intuición que es lo que nos atañe en este artículo, se observa que las mujeres por lo general son mucho más intuitivas que los hombres, pero no es algo propio de ellas. Es más, no sólo interviene el sexo de la persona , también se ha observado que los zurdos tienen desarrolladas más facetas del hermisferio derecho que los diestros.


Por tanto, para mí la intuición es la capacidad de resolver , anticipar , sentir, percivir e incluso adivinar un suceso mediante el uso del subconsciente , posiblemente aferrándonos a experiencias pasadas e influenciados por nuestras creencias y nuestro entorno.

¿Hasta qué punto es útil la intuición?
Pues bajo mi punto de vista quien posee una intuición desarrollada tiene una ventaja sobre aquellos que no la tienen, ya que esa capacidad de captación de emociones puede anticiparte a un problema futuro , además de comprender una situación que otros no pueden ni tan siquiera ver.

La intuición puede ser un arma de doble filo, puesto que no todo lo que intuimos es correcto. Pero yo creo firmemente en la importancia de DEJARNOS GUIAR POR NUESTRA INTUICIÓN,  solemos salir bien parados.

Como conclusión diría que aquella persona ,hombre o mujer, con una intuición desarrollada tiene un regalo divino,que debemos hacer caso a nuestra intuición ya que es una herramienta muy útil y que por mucho que las mujeres nos superen en este aspecto, nosotros seguimos entendiendo mejor los mapas ;)

Un beso para todas mis lectoras :)

lunes, 4 de octubre de 2010

La importancia de una Actitud Positiva

Era 1 de Julio y Jaime iba a comenzar una nueva andadura por el mundo con ilusión y confianza. Unos meses antes había estado programando un exótico viaje, consistente en un curso de Artes Marciales en Beijing , China , impartido por los mejores maestros de Kung Fú del país (o eso decía el folleto).

Durante el tiempo de preparación Jaime había tenido que obtener un visado especial , buscar la mejor combinación de vuelos y sobre todo preparar lo que iba a ser una gran aventura.


Llegada la fecha de partida Jaime sentía cierto cosquilleo por saber qué se iba a encontrar en un país donde se hablaba un idioma que desconocía y un país completamente diferente a todos los que había visitado. La actitud de Jaime frente a lo que iba a suceder era realmente positiva, no podía ser de otra manera tratándose él de un apasionado de las Artes Marciales y de la cultura asiática.


Al llegar al aeropuerto de Beijing una chica asiática , joven y guapa estaba esperándolo a la salida con un cartel escrito a bolígrafo e ininteligible, donde estaba mal escrito el apellido de Jaime. Tras identificarse éstos Jaime subió a una camioneta antigua, estrecha y sin aire acondicionado. En la camioneta había 5 pekineses (gentilicio de Pekín) y pese a tener las ventanillas abiertas la temperatura a esas horas era difícil de soportar.  Después de dos horas de atascos en una ciudad famosa por su caos circulatorio Jaime llegó a la residencia. Estaba cansado pero veía aquello como un sueño extraño. El aire era oscuro, los rayos de sol no penetraban directamente por la gran concentración de polución en el ambiente y el calor era asfixiante . 
La habitación que Jaime tenía contratada era doble, con la intención de tener un compañero e integrarse más rápidamente en aquella aventura. La que iba a ser su habitación estaba compuesta por dos camas, un televisor , un baño equipado con váter (todo un lujo para la zona donde se encontraba), un lavabo y un grifo en la pared para ducharse pero sin plato de ducha ni nada, evidentemente. El agua iba a parar al suelo directamente. 

Allí Jaime recibió la noticia de que no iba a tener compañero de habitación, pues éste finalmente había cancelado su viaje y no había nadie que ocupase su lugar. Jaime le vió el lado positivo, "tengo habitación doble para mí solo"...

La chica que lo recogió en el aeropuerto le animó a ir a una taberna a picar algo, para coger algo de energía después del largo viaje en avión. De camino Jaime comenzó a observar el barrio donde estaba situada su residencia. Él era consciente de que el viaje no iba a ser un viaje como a los que estaba acostumbrado en países desarrollados, pero tampoco esperaba la poca salubridad del lugar donde se hallaba. Llegaron a una taberna, y nada más entrar Jaime ocupó la atención de las 15 personas allí reunidas. Se formó un pequeño silencio al ver al occidental entrar , pero minutos después siguieron a la suyo no sin dejar de observar contínuamente los movimientos del europeo. Jaime le comunicó a su nueva amiga los alimentos que le apetecían comer en ese momento y la chica en un instante lo pidió. La sorpresa apareció al pegar el primer bocado a un trozo de pollo bien adecuado para el uso de los palillos, ¡la comida era extraordinariamente picante! .
Con el primer bocado Jaime sintió que le salía fuego por la boca, además el aire era extremadamente cálido y los clientes seguían mirándole fijamente con cada bocado que se llevaba a la boca.
Se forzó a comer un poco más pero el estómago revuelto del viaje más la comida tan picante a lo que no estaba acostumbrado impidieron que pudiese acabar el plato.

Jaime se despidió de su amiga, estaba muy cansado. Él no quería dormirse por el tema del Jet Lag, pero estaba tan sumamente cansado que pegó una cabezadita que acabo alargándose demasiado. A las 7 de la tarde , decidió ir a dar un paseo y a comer algo. Por las calles de aquel barrio Jaime era una persona muy observada, las Olimpiadas no se iban a celebrar hasta el año siguiente y por esa zona no habían visto muchos occidentales por lo visto. Después de pasear y defenderse como pudo para que le diesen algo de cenar no picante, consiguió unos trozos de ternera que pese a estar picantes, no le ardía la boca.

Cuando llegó la noche Jaime ya no podía dormir, y su actitud frente al viaje que acababa de empezar, estaba cambiando. Estaba indeciso y ya no veía todo de la misma manera.

Al día siguiente habiendo dormido muy poco y sin haber pegado apenas bocado en día y medio, Jaime fue a entrenar a un recinto de la zona. Allí encontró un par de occidentales, un chico Australiano y un Estadounidense. Entrenó muy duro pero con la mala suerte de lesionarse al final del entrenamiento. La piel de la planta del pié se había quedado en carne viva. Un maestro lo llevó a lo que se supone sería un médico, que aplicándole unas hierbas y aceites chinos, logró disminuir la sensibilidad y dolor de la zona.
Al llegar a la habitación, el entrenamiento que había hecho lo había dejado extenuado y sin energía.

Este momento fue determinante, porque Jaime empezó a sentir ansiedad, y su actitud empezó a ser bastante negativa. Intentó descansar, pero el calor y el dolor de la lesión no le dejaban conciliar el sueño. Además al acabar un entrenamiento tan intenso el desgaste físico había sido importante , pero el estómago no lo tenía bien y la ansiedad se lo había cerrado. Al no poder comer y no poder dormir Jaime solo esperaba conocer a alguien en el que se pudiese apoyar. El problema era el idioma, y que apenas había occidentales en la zona.


Esa noche Jaime se durmió pronto, sin nada en el estómago pero destrozado. Por el cambio horario y por el hecho de haberse dormido pronto a las 3 de la mañana se despertó sudando y soñando cosas que le agobiaban. Su actitud negativa empezó hacer mella en él y por culpa de ésta, su ansiedad se vio incrementada por momentos.

Jaime se vio encerrado en aquella habitación solo, sin nadie con quien poder hablar, con una televisión que solo hablaba en chino , sudando por doquier y con una actitud realmente negativa. Así que decidió salir a la calle a dar un paseo, quizá eso le ayudaba a estructurar su menter y a dejar de sentir esa ansiedad que lo estaba amargando poco a poco. Pero el no contaba con que la residencia estaría cerrada por dentro y por fuera. Además todos los carteles que indicaban los horarios de ésta estaban en Chino por lo que Jaime se vió atrapado en aquel edificio. Jaime empezó a experimentar lo que se conoce como ataque de ansiedad, cosa que no había sentido en la vida y que todos aquellos que lo han vivido saben el miedo que invade el cuerpo y la sensación de "me va a dar algo".
La respuesta orgánica fué la del vómito, pues relaja un estado de ansiedad de esas características . El problema esque al no haber comido en esos días y no tener energías, estos vómitos lo dejaban cada vez más débil. Jaime era incapaz de comer y de dormir.


Esta situación duró unos días más hasta que un "encargado" del programa lo llevo al hospital internacional de Pekín, donde los médicos , occidentales, hablan un perfecto inglés.  El médico le explicó a Jaime que lo que sentía era ansiedad  y le recetó unas pastillas (ansiolíticos). Así se mantuvo Jaime unos días más, drogado todo el día, lo que le permitía dormir un poco y comer algo.
Finalmente el director del programa y Jaime coincidieron en que la mejor opción era que éste volviese de nuevo a su país, España.

 A la semana de haber comenzado lo que iba a ser su gran aventura asiática, Jaime estaba en su casa de Valencia, imaginando qué habría pasado si el conjunto de esas situaciones no se hubiesen dado y sobre todo , qué habría pasado si hubiese mantenido una actitud positiva.




Con esta historia , basada en hechos reales, observamos como el mantener una actitud negativa puede conllevar a situaciones alarmantes pero no potencialmente peligrosas.

Vemos que Jaime intentó mantener una actitud positiva al principio de su experiencia , pero las piedras que encontró por su camino le hicieron modificar esa actitud llevándole a un sendero increíblemente desagradable y traumático. Qué fácil es pasar de estar en un sueño idílico a vivir una terrible pesadilla.

Por tanto tenemos que plantearnos ... cuando nos ocurren problemas, ¿intentamos verle el lado postivo? ¿somos negativos por naturaleza? ... Es fundamental intentar vivir el día a día con la mejor actitud posible, pese a que a veces las circunstancias nos machaquen una y otra vez.

Una gran frase clave para intentar tener una mentalidad y una actitud positiva en la vida es "NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA" .

Os animo a intentar verle el lado positivo a todo,  seguro que así conseguimos vivir más felices nuestro día a día :)

Un abrazo a todos

viernes, 24 de septiembre de 2010

Administra tu tiempo

Hola estimados lectores,


hoy me he decidido a publicar un artículo que dejé a mitad hace ya tiempo que por falta de tiempo no pude completar. Pero ya lo tengo recién salido del horno.
El artículo trata sobre cómo muchos de nosotros nos administramos el tiempo y cómo dejamos para última hora todas nuestras tareas .

En un principio el artículo va enfocado a los estudiantes Universitarios, pero veréis cómo lo podéis extrapolar a muchas otras facetas de la vida.


Un profesor de la universidad te da un plazo de 2 meses para la realización de un trabajo individual , el cual supone un 40% de la nota final de la asignatura. Tu sabes que de esa nota van a depender enormemente tus posibilidades de aprobar pero pasa lo siguiente. En las dos primeras semanas no hacemos absolutamente nada , en las dos siguiente tenemos un vago recuerdo de la entrega del trabajo pero tenemos otras cosas en la cabeza que priorizar y vamos pasando. Cuando ya sólo queda un mes empezamos a mirar a nuestro al rededor, compañeros de clase o amigos que tienen que hacer lo mismo a ver cómo les va. Si ellos han empezado notamos cierta presión, en el caso de no haberlo hecho respiramos tranquilamente. A falta de dos semanas para la entrega la presión ya empieza a notarse y quizá hacemos un pequeño escarceo con el trabajo, estructurando un poco como lo vamos hacer pero sin entrar demasiado en materia. Los días pasan y sumando el fin de semana que has dedicado a salir un rato de fiesta y otro día al cine, te plantas en el domingo y te dices " ¡ mierda ! sólo queda una semana para la entrega" . La presión se nota en tu cuerpo, un ligero escalofrío recorre tu piel y sientes cierto nudo en el estómago... la ansiedad aparece.


Te estructuras la semana de tal manera que no sea muy dura, dedicando tal vez 2 ó 3 horas diarias al trabajo y dejando un día de margen por si surgen imprevistos. Evidentemente surgen imprevistos y acabas trabajando sólo 3 días a jornada completa. Durante esos días sufres mucho, pensabas que era más fácil el trabajo. Llamas a compañeros de clase , pasas horas interminables con nuestro amigo Google y finalmente llega el domingo , día previo a la entrega. Estás cansado del palizón que te has metido todos esos días, has comido poco, dormido mal y has pasado momentos bastante malos.

A los pocos días llega la nota y has sacado un 6 sobre 10... y piensas ¡qué grande soy!, un trabajo de dos meses me lo he pulido en 3 días.


Este hecho se va repitiendo una y otra vez y nuestro cerebro ya empieza a pensar que solo podemos trabajar bajo presión.


La pregunta es , ¿ cómo puedo hacer mis tareas de manera que me de tiempo y a la vez lleve una vida compensada?


Pues los pasos son los siguientes:


1- Lo primero es marcarse un objetivo : este objetivo tiene que ser poderoso y debe ser lo que más deseo yo en la vida. Pongamos un ejemplo , un estudiante de Derecho.
Este estudiante podría pensar al principio ponerse objetivos muy generales como "Quiero ser Abogado" "Quiero acabar ya la Universidad" " "Quiero obtener la mejor nota de mi promoción" "...
Cuando te pones un objetivo TIENE QUE SER PERSONAL, POSITIVO Y PODEROSO.
En este caso el estudiante tendría que decirse "quiero ser un profesional de la abogacía talentoso, con muchos conocimientos abarcando muchos campos, respetuoso con mis clientes, generoso y con una vida honrada.



El problema esque la mente es demasiado frágil y le cuesta interiorizar ese objetivo que nos hemos puesto. Por tanto lo que podemos hacer es:
- Imprimir el objetivo y colocarlo en todas las partes de nuestra habitación, en el ordenador de fondo de pantalla, en nuestra cartera ... etc.
-Imaginar con todos los sentidos la sensación de haberlo logrado. Describir detalladamente los beneficios de haberlo conseguido. ¿ A qué sabe conseguirlo ? ¿ Que olor tiene ? ¿ Qué escucho habiéndolo conseguido ?


2 - Objetivos específicos : Un objetivo tiene muchos objetivos específicos y correponde a la suma de éstos. Esto se hace para enfocarnos mejor.
"Quiero estudiar conscientemente Derecho para aprovechar al máximo los conocimientos que puedo adquirir y ser un abogado hábil y competente"
"Quiero especializarme en Derecho Internacional para ser más competente en el campo que más me apasiona"
"Quiero cultivar mis valores y armonizar mis pensamientos para ser un hombre respetuoso con mis clientes"
"Quiero ser un hombre rico en todos los aspectos para tener mucho que dar a los demás y ser generoso y caritativo"
"Quiero tener suficiente tiempo libre para disfrutarlo con mi familia y con mis amigos "


3- Administración del Tiempo : cuando ya nos hemos puesto los objetivos específicos podemos analizarlos y detallarlos para estar mejor enfocados. Ahora bien , aquí llega el problema de mucha gente. ¿ De dónde saco tiempo para cumplir mis objetivos ? . Para ello debemos clasificar nuestras actividades en el siguiente cuadrante


En el Cuadrado 1 tenemos actividades que forman parte de nuestros objetivos específicos y que tenemos que realizarlas pronto porque no lo hemos hecho con anterioridad. Este cuadrado nos presiona con el tiempo , algunos ejemplos son "hacer el trabajo el último día" "estudiar para el examen final de mañana"...


En el Cuadrado 2  tenemos actividades que forman parte de nuestros objetivos específicos y que queremos realizarlas para estar ya preparados. Para esto hace falta disciplina , persistencia y perseverancia. Ejemplos serían "hacer poco a poco el trabajo" "ir estudiando diariamente" "salir con los amigos a divertirte"


En el Cuadrado 3 son actividades que necesitan una respuesta temprana pero que no son parte de nuestros objetivos, como por ejemplo una llamada telefónica , hacer un favor a alguien...


En el Cuadrado 4 las actividades no necesitan una respuesta temprana, y tampoco forman parte de nuestros objetivos. Como por ejemplo, ver la televisión horas y horas, estar en Facebook cotilleando perfiles ajenos toda una tarde....


La diversión con los amigos está en el Cuadrado 2 porque uno de nuestros objetivos debe ser ese, y para tener más tiempo en el Cuadrado 2 tendremos que decirle NO a actividades en los Cuadrados 3 y 4.
Para trabajar en el Cuadrado 2 es importante ser disciplinado, peristente y perseverante.


4 - Planifica: cuando ya hemos administrado nuestro tiempo toca planificarlo.
- Hay que definir la actividad que QUEREMOS HACER
- Dividir la actividad en pequeñas tareas
-Organizar las tareas en orden lógico
-Priorizar las tareas más importantes
-Poner fechas para la terminación de cada tarea


No perdamos tampoco mucho tiempo planificando , ya que es mucho más importante ACTUAR. La planificación simplemente es un mapa a seguir.


5 - ¡ACTÚA!


Esta es la parte más complicada de todas. Actuar es simplemente llevar a cabo las actividades que nos hemos planteado.

Las tareas ELIGES HACERLAS no TIENES QUE HACERLAS. Yo tengo el poder de elegir si las hago o no las hago ya que en la vida no existe nada que tengamos que hacer, ya que la vida es decidir.




Y para acabar me gustaría poner una frase de la película Regreso al Futuro II por muy Freak que parezca


"El futuro no está escrito, puede ser cambiado, cualquiera puede edificar su futuro y hacer lo que sea como quiera, no puedo dejar que esta pequeña fotografía ( la de la lápida con su nombre) determine todo mi destino , debo vivir la vida de acuerdo a lo que pienso que está bien en mi corazón"



miércoles, 15 de septiembre de 2010

En busca de un nuevo RETO

¿Consideras que tu vida es monótona?


Fausto era un chico de 25 años afincado en una bonita ciudad Española, estudiante universitario con una vida muy tranquila y envidiada por mucha gente. Tenía un grupo de amigos con los que salía frecuentemente, una familia a la que quería y con la cual tenía buena relación , un hogar con el que convivía con sus padres y hermanos,  y unas actividades tanto deportivas como de ocio a las que acudía regularmente durante varios días a la semana desde hacía ya años.  La universidad le dió la oportunidad de marcharse al extranjero becado y vivir un conjunto de experiencias que ni él mismo iba a poder imaginarse antes de partir .
El país de destino era completamente diferente al suyo. La cultura, el idioma , las personas y un largo etcétera no tenía nada que ver con lo que el conocía. Al principio de su estancia él veía el salir a la calle y hacer una mísera fotocopia en blanco y negro, un reto increible, por el simple hecho de no saber comunicarse en cuanto apenas con esa gente. Cada nuevo día era un día completamente misterioso, nunca sabía con certeza qué iba  a pasar, qué cosas nuevas iba a encontrar y a qué personas nuevas e interesantes iba a conocer. 

A lo largo de las semanas Fausto se iba adaptando a su nuevo "hogar" . Él sabía que su estancia no iba a durar más de un año pero se sentía completamente atraído por aquello, y cada día intentaba descubrir más y más , planteándose nuevos retos y absorviendo todo lo que esa gente y ese país estaban dispuestos a ofrecerle. Pasado un tiempo considerable Fausto gozaba de total libertad. Vivía solo en un piso que había pagado la beca universitaria, había conocido a una chica que también estaba en el país de viaje de estudios y de nacionalidad Húngara, cuyo nombre era Sofía. Se habían enamorado perdidamente el uno del otro y hacían vida juntos como cualquier pareja.
Fausto y Sophia tenían muchas cosas en común , entre otras muchas cosas lo que más les podía unir era el hecho de vivir en un país tan distinto a los suyos y que tanto les apasionaba.

El tiempo pasaba más rápido de lo que Fausto hubiera deseado. Llevaba tras de sí una serie de experiencias vitales inimaginables, le daba la sensación de haber vivido en 10 meses más experiencias que en toda su vida junta y aunque desease ver a su familia y amigos ,empezaba a verse muy integrado en la vida que había construido junto a Sofía en aquel país tan exótico. Llegado el momento de partir cada uno a su país de origen , ambos decidieron que era el momento de decirse adiós pero no despedirse para siempre. El adiós era casi obligatorio, puesto que ambos tenían que finalizar sus carreras en sus países de origen pero querían dejar una puerta abierta al futuro.

Fausto llegó a España muy contento y muy feliz por ver de nuevo a toda esa gente que hacía 365 días que no veía . A medida que iban pasando las horas, los días y las semanas Fausto vió como todo estaba completamente igual que lo había dejado. Volvía a dejar de vivir solo para regresar a su cuarto en el hogar de sus padres , la ciudad pese a pequeños matices estaba idéntica... mismo tráfico, mismo ruido , mismo color... dejando de lado aquella ciudad distinta y mágica en la que había vivido.
Sus amigos seguían  con las conversaciones de siempre, algunas veces entretenidas pero en su gran mayoría aburridas y monotemáticas... ¿dónde estaban aquellas personas con mentalidades tan distintas que le habían hecho aprender e interesarse tanto por temas tan variados? 
El horario de sus actividades deportivas no había cambiado ni un ápice, los lunes miércoles y viernes de 19:00 a 21:00 horas ya sabía lo que tenía que ir a hacer, dejando de notar ya la llamada del descubrimiento de nuevas actividades distintas que hacer.

Fausto se iba poniendo triste poco a poco. Echaba de menos a Sofía, su sonrisa , sus ganas de vivir nuevas experiencias y su compañía. Su mente no paraba de decirse a sí mismo "estoy cansado de esta mierda" . Para Fausto su vida era monótona, sus actividades predecibles, bajar a hacer una fotocopia no era ningún reto, sus amigos cansinos y monotemáticos, su libertad acotada por la conviviencia con su familia y el "frenazo vital" algo que le amargaba profúndamente por dentro. 



Podemos observar en la historia de Fausto algo que comunmente pasa con todas aquellas personas que tienen la oportunidad de retarse a sí mismas y que por circunstancias de la vida dejan de hacerlo .
La mayoría de nosotros hemos pasado momentos muy tristes cuando hemos añorado tiempos mejores, pero esos tiempos que eran mejores, lo eran, por circunstancias que no hemos parado a pensar.
En el caso de Fausto la comparación entre su vida en el extranjero y su vida en España era abrumadora, y lo era porque los retos que suponían vivir solo, enfrentarse a la calle y al idioma, conocer gente tan distinta y convivir con una persona tan increible como lo era Sofía , conseguían hacerle ser feliz.


El hombre necesita retos constantes de mayor o menor intensidad dependiendo de la persona, porque logran activar en él una parte del cerebro que nos hace sentir bien, nos hace sentir productivos y útiles en esta vida , y unos de los factores más importantes para la autoestima (escribiré pronto sobre ésta) es que al finalizar el día y nos acostemos, sintamos  que ese día ha sido especial y un día en el que hemos aprendido cosas nuevas, hemos hecho cosas nuevas , conocido a nuevas personas y al final y al cabo un día que haga sentir que nos estamos realizando como personas.


La solución para Fausto y lo que deberíamos plantearnos todos nosotros es ¿realmente tengo retos en mi vida? ¿bajar con mis amigos un rato supone un reto para mí? ¿ ir a mi gimnasio de toda la vida a hacer la misma actividad año tras año , es un reto para mí? ¿hacer lo mismo de siempre supone un reto para mí?


No es un reto para tí. Ponte nuevas metas a alcanzar , entre otras algunas difíciles que supongan un gran reto... Entonces y solo entonces, notarás como tu vida despega de esa monotonía y hace que te sientas más realizado y te quieras más a ti mismo.


miércoles, 11 de agosto de 2010

Ética, Moral y Valores Propios

¡ Hola de nuevo queridos lectores !

aún estando a mitad de las vaciones veraniegas he creido oportuno escribir un nuevo artículo para poder tener entretenimiento aquel que lo desee, con una pequeña lectura.
El tema que me gustaría proponer hoy va enfocado a los valores éticos que tanto nos amargan a veces ,y que en el caso del crecimiento personal pueden bloquearnos por completo.


España ha sido un país ultracatólico con firmes valores éticos , que al igual que han podido servir para ayudar a muchas personas a llevar una vida "correcta" , han sido crueles e injutos con otras muchas personas. Hemos sido educados, algunos más y otros menos con valores cristianos, valores antiguos, y valores trasladados de generación en generación , oprimiendo en muchas ocasiones la propia decisión de la persona.



¿ Hasta que punto es correcto o incorrecto un valor personal? ¿ Qué es moral e inmoral? ¿ Qué es ético o no ético? ¿ Quién decide si lo que yo hago y pienso está bien o está mal?... ¿ DIOS?



Sin querer entrar en temas religiosos, creo que todos debemos partir del principio de respeto hacia el prójimo, deben exitir ciertos límites que no se pueden sobrepasar para no vulnerar los derechos de los demás.

Dicho esto , los valores que uno se va creando durante su infancia, adolescencia, juventud y edad madura provienen de su entorno social ; sus amistades, su familia, su religión... . Pero hoy día vivimos en un mundo donde nuestro entorno social es el planeta tierra.



Hace 100 años, el entorno de un chico de 17 años de un barrio de Valencia, era el taller artesano de su padre, su hogar,  los amigos del barrio con los que jugaba a la pelota y el párroco de la iglesia. Todos se regían por unos valores que se inculcaban desde pequeños y el mundo mental para ese chico , se limitaba al entorno que he citado.
Pero un niño de 17 años , de Valencia, en el año 2010, ya no sólo tiene la empresa de su padre, su hogar, sus amigos con los que se va de botellón y demás, sino que tambíén tiene unos amigos en el Tuenti, otros del Chat de Terra, otros del messenger, otros que conoció en un viaje de estudio de inglés en Canadá o en Inglaterra y con los que habla por Facebook, gente de otras culturas, religiones , países .. que convierten el mundo mental de este chico en un mundo GLOBAL, un mundo gigantesco.


¿Tendrá los mismos valores éticos el chico nacido hace 100 años en Valencia con 17 años, que el chico nacido 100 años después en la misma ciudad y con la misma edad? . Por supuesto que no.


Por tanto esto nos debe hacer reflexionar , sobre la libertad que merece el ser humano para ser dueño de sus propios valores y expresarlos de la manera que uno desee. Como padres, algunos se ven en la tesitura de inculcar valores a sus hijos, pero no se dan cuenta que con el paso de los años y la incorporación del uso de la razón sobre esos individuos , sus hijos, el mundo que se les abre debe ser explorado. Está bien enseñar valores humanos, valores de respeto y educación para con el prójimo, pero se debe tolerar que las personas vivan sus vidas con sus propios valores, llegado el momento.

Y todo esto lo escribo , porque tiene relación con el Coaching y con el crecimiento personal. No puedo ser plenamente feliz si se me impide ser yo mismo. Y ser yo mismo pasa por vivir la vida con los valores que tengo, asumiendo la responsabilidad de tus actos , pero viviendo sin las imposiciones "éticas" o "morales" de una religión, o de un grupo de personas que cree saber cómo se debe vivir la vida.

¿Es inmoral que una pareja, Sandra y Teo, mantengan relaciones sexuales con juguetes eróticos? ¿ Es ético que una pareja, Carlos y Eva, disfruten viendo como uno de los dos se acuesta con otra persona? . Señores, esa moralidad, esa ética la deciden Sandra, Teo , Carlos y Eva. Mientras exista un consentimiento mútuo y una unión de valores respetando al prójimo, nadie podrá decidir si esa actuación es inmoral o es pecado mortal.

En conclusión y como reflexión global del artículo , para mí es fundamental que seamos libres de vivir nuestras vidas con nuestros valores éticos. Saquemos todo nuestro potencial y seamos felices , rigiendonos por el respeto y ayuda al prójimo,  pero sin imposiciones externas que hagan de nuestra vida un quiero , pero no puedo.

Lamento si algún lector ha resultado ofendido, pero no concibo una vida plena con imposiciones éticas o de moral y así quería compartirlo con todos vosotros.

Un abrazo bien fuerte y hasta la próxima

sábado, 17 de julio de 2010

ANSIEDAD - Camino a la Depresión

¡Hola de nuevo a todos!

Ya tenía ganas de volver a escribir, y que sigamos aprendiendo un poco más sobre las cosas que afectan a nuestras emociones y a nuestro estado de ánimo.


Ayer conocí la noticia del suicidio de un compañero de un buen amigo mío. Lo cual, me ha animado a escribir un poco sobre la ansiedad y la depresión, que muchas veces han hecho llegar a algunas personas al límite , acabando con sus vidas. Suena duro, y es un tema , que todavía parece tabú en nuestra sociedad.
Como sabéis, las noticias de los suicidios , no se emiten por los medios de comunicación, pues se entiende, que el contar que mucha gente acaba con su vida de esta manera, puede animar a personas en situaciones de esa índole, a tomar este tipo de decisiones. Pero bueno, no vengo a hablaros del suicidio, sino de la Depresión, y como se puede llegar a un estado de depresión , por culpa de una ansiedad descontrolada.


Como vimos en el Capítulo que escribí en Mayo, "Ansiedad - Respuesta Prehistórica" (os recomiendo su lectura, antes de seguir con este artículo) , vimos qué es la ansiedad, y cómo puede afectarnos en nuestra vida diaria. Pues bien, hoy vamos a ver las consecuencias de una ansiedad descontrolada y como muchas veces eso nos lleva a la depresión.


Cuando la ansiedad supone un impedimento en muchas facetas de tu vida, por ejemplo , te impide ir tranquilo al trabajo ( solo de pensar en ir a trabajar se te cae el mundo encima), te impide mantener una relación sentimental (  tus "rayadas" te generan una ansiedad fuerte) , te impide hacer cosas en público (ir a sitios algo masificados , hablar en público..), te impide tomar decisiones de carácter importante...., aparece lo que podríamos llamar "bloqueo vital" (suena a técnica de bola de dragón jeje).
He pensado llamarle así, porque en la vida de una persona , todo impidemento supone un - no crecimiento- , una parada en el desarrollo personal , un BLOQUEO de la evolución de su vida.
Entonces podemos ya ir entreviendo, la relación que tiene la ansiedad con el estado de ánimo.


La ansiedad, afecta a nuestro estado de ánimo. El bloqueo vital que experimentamos nos genera una caída en picado de nuestra autoestima. Supone un cambio, de poder evolucionar en tu día  a día, a quedarse bloqueado, quedarse estancando y eso nos afecta mucho. Nuestra autoestima se ve dañada , porque nuestra valoración de nosotros mismos no puede ser positiva, viendo que somos incapaces de superar esos impedimentos que no nos dejan ser felices.


La caída de la autoestima, supone tristeza, pensamientos negativos y el camino hacia la depresión. La depresión es agotamiento e infelicidad. Y ésta , puede ser de manera temporal o permanente. Por lo tanto, hay que tener mucho ojo , con nuestros estados de ansiedad, lo que ésta nos afecta e ir siendo conscientes de lo que me está sucediendo.


Cuando abrí el blog , lo hice con la intención de aprender y enseñar lo aprendido a mi entorno más cercano. Pero si algo me puede hacer feliz, ya no es tener 100 visitas diarias, 200, o las que sean, sino que sirva de algo lo que escribo. Y si escribo sobre la ansiedad ,es porque la conozco en primera persona, y he vivido todo lo que cuento. Por lo que , para mí, es fundamental, que todos puedan extraer algo de artículos como éste.

Sobre todo, que quede claro el concepto de "Conocer lo que me está pasando". ES FUNDAMENTAL. Si no sabéis lo que es la ansiedad, si no os dais cuenta de que os está impidiendo evolucionar, tenéis muchas papeletas, para que más tarde o más temprano ésta afecte a vuestro estado de ánimo y en algunos casos pueda llevaros a la depresión. Y sí, la depresión es 100% combatible, en la mayoría de los casos es algo temporal que desaparece, pero en otros puede ser permanente durante el tiempo suficiente , para que no te valores nada, para que no te importe nada, y para tomar una salida equivocada.


Me gustaría dejaros un test online, que se hace en un momento que valora el síndrome depresivo.

http://www.psicoactiva.com/tests/test12.htm


Nos vemos,


Jaime Guillot

jueves, 24 de junio de 2010

El poder de las PREGUNTAS

Marcos era un tipo normal, con ambiciones en la vida, marcado fuertemente por su entorno y con ganas de progresar. Hacía tiempo que Marcos se veía estancado en una vida monótona, donde la inmensa mayoría de sus problemas , vistos desde fuera, no parecían gran cosa, pero que a él, le afectaban considerablemente. 

Uno de esos problemas era no evolucionar en su vida, tanto en el trabajo como en su vida personal. Cuando pensaba en los en los motivos del problema y en las soluciones que podría tomar, se obcecaba con una marea de pensamientos circulares que no le ayudaban a comprender nada, y por tanto, a poder actuar. 

Pensaba en una grandísima cantidad de acciones a tomar, y las analizaba una y otra vez para saber cual era la mejor, pero claro, su mente no daba a basto, y una posible actuación se contradecía con otra si la llevaba a cabo. Al final, dejaba pasar el tiempo, tirando la toalla porque no era capaz de sacar nada en claro. 


La situación que podemos observar que vive nuestro amigo Marcos, es muy común. La encontramos muchos de nosotros en nuestro día a día. Pero por suerte, muchas veces nuestra autoestima, así como nuestro estado anímico no depende de ello. 
En este caso a Marcos le estaba afectando emocionalmente mucho. Tanto, que llegaba a casa deprimido , sin ganas de hacer nada, y todo, por no poder salir de su nube de pensamientos circulares que no le llevaban a ninguna parte.
Le sucedía lo que podemos llamar, "parálisis por análisis". Es tal el grado de análisis de todos los pros y contras de las decisiones a llevar a cabo, que se pralizaba y no sabía por dónde tirar.
Y aquí es donde entra la labor de un Coach, y una de sus herramientas , LAS PREGUNTAS.

Si lo pensamos bien, cuando te hacen una pregunta , nuestro cerebro activa diversas partes de éste y busca la información por muy escondida que esté. Las preguntas nos activan, nos hacen pensar y nos dan las soluciones que buscamos. Evidentemente, el tipo de pregunta también influirá en mayor o menor medida.
El trabajo de un Coach, es el de estimular a su cliente, para que el propio cliente sea el que de con las soluciones que necesita. El Coach no te da las soluciones, hace que tu las encuentres. 
A quién no le ha pasado , el hecho de decir: "quiero hacer tantas cosas, que al final no hago ninguna". 
Con las preguntas el Coach puede ver los verdaderosa intereses de Marcos, puede atravesar la nube de pensamientos para que Marcos localice lo que realmente quiere hacer, y cómo quiere hacerlo. 

El mundo de las preguntas es muy amplio, más adelante veremos cómo funciona nuestro cerebro con las cuestiones , como lo estimulan y encuentran la información que realmente necesitamos.


jueves, 17 de junio de 2010

Taller de Coaching en Valencia [22 Junio]

Hola a todos,


la semana que viene la Escuela Europea de Coaching impartirá un taller GRATUITO de Coaching, y he visto oportuno colgarlo en el blog, para todos aquellos que me habéis comentado que os gustaría aprender un poco más, o iniciaros en el mundillo este. Es una muy buena oportunidad.

Os dejo la información:


El centro comercial Mercado de Campanar y la Escuela Europea de Coaching

te invitan a disfrutar de un taller de Coaching en el que aprenderemos técnicas para la mejora de nuestras habilidades comunicativas y de liderazgo.


Martes 22 de junio de 2010, 19:30h.

Sofá-club, planta 1ª c.c. Mercado de Campanar (Avda. Tirso de Molina, 16 – Valencia)


Entrada libre.

miércoles, 16 de junio de 2010

LA ZONA (The Flow)

Ya queda una semana solo para acabar exámenes y poder volver a escribir artículos, con historias y aprendiendo más cosas. Mientras tanto, me apoyo en los artículos encontrados por los lectores de este blog, para aprender cosas nuevas y tan interesantes como... LA ZONA. 

Este artículo lo ha encontrado Javier Martos, en Kabytes , una web con artículos muy interesantes.




Entrar en La zona 

Me pasó por última vez hace algunos días, jugando Guitar Hero en experto y tocando One de Metallica, más precisamente en la parte que dice:
Darkness imprisoning me
All that I see
Absolute horror
I cannot live
I cannot die
Trapped in myself
Body my holding cell
Luego viene ese genial solo de guitarra y entré en “la Zona”, ese estado mental donde uno pierde cierta relación espacio-tiempo y se siente totalmente inmerso en la actividad que está realizando. Entrar y mantenerse en la Zona (o en The Flow como se lo conoce en inglés) no es simple y requiere de varios “requisitos mentales” entre los cuales se destacan que la actividad que uno esté realizando sea gratificante, desafiante y motivante. Como puede verse no se requiere de sustancia alguna, como más de uno debe haberse imaginado (aunque desconozco si ayudan o no para alguna experiencia similar)
Conocí El flujo gracias a algunos libros como Inteligencia Emocional de Daniel Goleman y en tus Zonas Mágicas de Wayne Dyer claro que había entrado en ese estado mental anteriormente, pero no había podido identificarlo o explicarlo racionalmente ya que uno puede tener episodios “en la zona” en distintos momentos de la vida, ya sea rindiendo un examen para el cual estudiamos y sabemos todas las respuestas planteadas o cuando jugamos a algún juego que nos encanta pero a su vez nos presenta un desafío. Quizás las historias más llamativas de “La zona” son las que tienen que ver con Cirujanos o Deportistas. En el libro de Goleman hay una anécdota de un cirujano que luego de una operación de muchas horas y al terminarla exitosamente se asombró por un pedazo de concreto que había caído a un costado del quirófano. Y en deportes una de las anécdotas mas conocidas es la de Pelé que describió el Flujo como: “si tuviera una extraña calma… una clase de euforia. Sentía que podía estar todo el día corriendo sin cansarme y que podría driblar a cualquier jugador del equipo contrario y casi pasar a través de ellos físicamente

¿Os ha sucedido alguna vez?



miércoles, 9 de junio de 2010

DEPENDENCIA EMOCIONAL

¡ Hola de nuevo !


Como ya sabéis en esta época de exámenes , es muy complicado sacar tiempo para redactar artículos propios, pero si que puedo sacar algo de tiempo para que sigamos enriqueciéndonos y aprendiendo con artículos recomendados por vosotros o artículos propios vuestros.


En el último artículo habíamos hablado del amor, y para seguir con esta línea, de las emociones sentimentales y cómo nos pueden afectar en nuestro camino , os propongo hoy el siguiente artículo redactado por Anna Fortea, Coach , escritora de YOUCOACH (revista sobre Coaching), y lectora del blog.

A partir de la semana que viene, volveré a retomar el blog con mis artículos, hasta entonces, espero aportaciones vuestras que, la verdad, son realmente buenas por ahora.


DEPENDENCIA EMOCIONAL  - POR ANNA FORTEA


La dependencia no nos deja respirar, no nos damos cuenta pero nos atrapa cada vez que necesitamos que otra persona nos dé el visto bueno para todo lo que hacemos. Actualmente, hay un gran porcentaje de la sociedad que depende emocionalmente de otra persona. Quizás no se han dado cuenta, pero es así. Y no tenemos más que pararnos a observar.




Esas parejas que no se despegan para nada, van juntos a todas partes, no salen con otras personas a no ser que vayan los dos, nunca se irían de viaje sin su otra mitad, porque no estarían a gusto ni serían capaces de disfrutar de los paisajes, la compañía, ni ninguno de los atractivos que pudiera tener esa experiencia, porque les falta algo, y es esa persona, la que inconscientemente supervisa todos sus actos. Al no estar juntos, no se sienten capaces de tomar decisiones, por mínimas que sean. Este tipo de personas, suelen cuestionar las relaciones de pareja independientes, ya que no les parece “normal” que cada uno pueda disfrutar de sus propias aficiones por su cuenta, que puedan decidir basándose en sus propios criterios. No entienden el concepto de independencia y pareja, ya que este tipo de dependencia es santificada por nuestra cultura (¡Cómo le quiere!).


Otro ejemplo, que seguro que a todos nos ha ocurrido, es el típico amigo absorbente, que nos llama varias veces al día para preguntarnos cualquier cuestión sobre sus actos cotidianos, si se pone la camisa negra o la roja, si para ir a un lugar toma un camino u otro, etc.




También existe dependencia en las relaciones familiares, sobre todo entre madres e hijos. Esas madres que no dejan que sus hijos abandonen el nido, negativizando la independencia al máximo, haciéndole ver lo dura que es la vida sin la seguridad de la familia (… cuando tengas que pagar la luz, el agua, el recibo del gas, etc.…). Y también a la inversa, la dependencia de los hijos hacia sus madres, los que no abandonan el hogar por temor a tener que tomar sus propias decisiones, y se ponen miles de excusas a sí mismos para justificarse.




Estos son sólo algunos ejemplos, la dependencia está presente en nuestras vidas constantemente, no hay más que escuchar la radio, canciones como “Si tú no estás aquí” de Rosana, “No puedo vivir sin ti” de Coque Maya, “Te necesito” de Amaral, entre otras muchas, y no sólo en la radio, también es curioso fijarse en diálogos de películas y series que vemos a diario, y que, como decía antes, están perfectamente aceptadas en nuestra sociedad.


Con este artículo, no es mi intención que os desvinculéis de vuestras parejas, amigos o familia, ¡¡¡al contrario!!!. Simplemente pretendo que hagamos un ejercicio, que empecemos a tomar nuestras propias decisiones, sin contar con nadie, sólo con nuestro propio criterio, que hagamos una lista de pros y contras, y nosotros mismos solucionemos la cuestión. Al principio resulta difícil, pero ya veréis como conforme vayáis tomando vuestras propias decisiones, os liberáis de muchas tensiones que ni siquiera sabíais que teníais. Recordad que es mucho más bonito disfrutar de una relación donde ninguna de las partes depende de la otra, seréis mucho más felices y estaréis predispuestos para hacer felices a los demás. Os pido que lo intentéis y me contéis cómo ha sido la experiencia, ya veréis cómo en poco tiempo no sólo notáis un cambio en vosotros mismos, sino también en la gente de vuestro entorno, que no sabrán por qué, pero también se sentirán mejor.






lunes, 7 de junio de 2010

Emociones Básicas (El AMOR)

Hola de nuevo, queridos lectores. Hoy vamos a aprovechar para publicar algunos artículos que, aparentemente quizá no tienen relación directa con el Coaching , pero sí indirectamente. Para poder evolucionar, cambiar aspectos de nuestras vidas y lograr objetivos, es muy importante que sepamos como funciona nuestro cerebro y nuestras emociones. Ya hemos visto aspectos de cómo responde nuestro cerebro frente a la ansiedad, a la motivación, como gestiona nuestras emociones... . Pues bien, hoy toca ir a un aspecto tan controvertido como es el amor, para luego a continuación hablar de la dependencia emocional. Es muy importante tocar estos aspectos, pues en el futuro , pueden ser un obstáculo en nuestro proceso de cambio.

El artículo que propongo hoy, lo ha encontrado mi querido amigo y lector del blog, Javi Martos, por la red. Para ser exactos es un artículo de "El País" , titulado " ¿ Por qué se termina el amor? " Es algo extenso, pero MUY interesante y altamente recomendable.

Todos deseamos amar y ser amados. Sin embargo, muchas relaciones afectivas terminan convirtiéndose en sinónimo de rutina, conflicto y sufrimiento. A pesar de nuestras buenas intenciones, muy pocas parejas logran mantener encendida la llama del amor con el paso del tiempo.
¿Por qué son tan complicadas las relaciones? ¿Por qué provocan tanto dolor y sufrimiento? ¿Por qué se termina el amor? Por muy duro que pueda parecer, cada vez más expertos afirman que todo esto sucede porque, en primer lugar, "el amor nunca existió". Así lo piensa y lo escribe la reconocida terapeuta Louise L. Hay, autora de Usted puede sanar su vida y El poder está dentro de ti. "Si bien al principio lo confundimos con el enamoramiento, más adelante volvemos a equivocarnos, creyendo que el amor es el sentimiento amoroso", afirma.

"Muchas personas dejan de amar a sus parejas porque ya no tienen sentimientos de amor hacia ellas", apunta Hay. "Es un enfoque victimista y reactivo. Más que nada porque los sentimientos surgen como consecuencia de nuestras actitudes y comportamientos amorosos. Para amar de verdad debemos asumir la responsabilidad de crear este tipo de conductas, desarrollando nuestra proactividad al servicio de la relación".
El quid de la cuestión radica en que "es imposible amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos primero", sostiene Hay. Esto es precisamente lo que descubrió Sergio Piera tras romperse su relación. "Debido a nuestra falta de autoestima, buscamos en nuestro compañero sentimental el cariño, el aprecio, el reconocimiento y el apoyo que no nos damos a nosotros mismos", señala Hay.
Pero, ¿qué es, entonces, la autoestima? Etimológicamente, se trata de una sustantivo formado por el prefijo griego autos -que significa por sí mismo- y la palabra latina aestima -del verbo aestimare, que quiere decir evaluar, valorar, tasar. Así, la autoestima se define como "la manera en la que nos valoramos a nosotros mismos". Y no se trata de sobre- o subestimarnos, sino de vernos y aceptarnos tal como somos. Este es el viaje que propone el autoconocimiento y el desarrollo personal, dos procesos cada vez más integrados y demandados en nuestra sociedad.
Tal como escribió el filósofo John Gray, "los hombres son de Marte, y las mujeres, de Venus". Y es que a pesar de formar parte de la misma especie, somos diferentes biológica, física y psicológicamente. "La posibilidad de unirnos, e incluso fusionarnos emocional y sexualmente, pasa por comprender y aprovechar esta diferencia para poder así complementarnos como pareja", explica el experto en psicobiología, David Deida, autor de El camino del hombre superior y En íntima comunión.
Después de una década dirigiendo proyectos de investigación en la Universidad de California, Deida ha concluido que "una de las claves para que las relaciones perduren es mantener encendida la pasión sexual. Para que la atracción y el deseo no se desvanezcan es necesario que uno de los dos amantes encarne y potencie el rol masculino (vigorosidad, fuerza e iniciativa) y el otro el femenino, en el que destaca la afectividad, la empatía y la receptividad". Según Deida, existen dos tipos de esencias sexuales: la masculina y la femenina, que no necesariamente se corresponden con el hombre y la mujer, sino con el rol que desempeñan en la pareja. "A la esencia sexual masculinaesencia sexual femenina es la búsqueda de amor, cariño y complicidad en su mundo de relaciones afectivas, encabezadas por la que mantienen con su pareja". le mueve buscar la libertad a toda costa, invierte mucho tiempo y energía en conseguir diferentes metas y objetivos. Es la encargada de dar seguridad y dirección a la relación. La prioridad de la
En opinión de Deida, "en la medida en que los amantes se polarizan, conociendo y respetando sus diferencias, la atracción, el deseo y la pasión sexual no sólo crecen, sino que se vuelven sostenibles con los años". Para lograrlo, "la esencia sexual masculina debe trascender su obsesión por la libertad, dedicando más tiempo y energía para cuidar su vínculo afectivo". Por su parte, "la esencia sexual femenina ha de vencer su anhelo de ser amada, aprendiendo a ser más autónoma e independiente emocionalmente y dejando espacios para no ahogar a su pareja". Tal como ha descubierto Eulalia Casas, "cuanta más libertad goza la relación, más posibilidades existen de que florezca el verdadero amor", concluye Deida.
No puedo vivir contigo ni sin ti". Este es el estribillo de una conocida canción del grupo de rock U2, tocada en directo por primera vez el 4 de abril de 1987. Dos décadas más tarde, la prestigiosa revista Rolling Stone la consideró una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. A día de hoy se ha convertido en un canto universal sobre nuestra incapacidad para estar en pareja. Por más que nos esforcemos, nos cuesta mucho vivir con la persona que amamos. Y por más que lo intentemos, tampoco soportamos hacerlo sin ella. Nos guste o no, solemos quedar atrapados por esta disyuntiva. Eso sí, a pesar del dolor y del sufrimiento que experimentamos cuando terminan nuestras relaciones sentimentales, jamás nos damos por vencidos. No importa la edad que tengamos. Ni siquiera nuestro currículo afectivo. Al igual que Miguel Elipe, ninguno de nosotros quiere renunciar a amar y ser amado.
Muchos afirman que el amor es algo que no puede buscarse, sino que termina por aparecer en nuestra vida. Sin embargo, es tal la necesidad de compartir nuestra existencia con alguien, que en los últimos años están proliferando las agencias matrimoniales y los centros de relaciones personales. Cupidos profesionales que cuentan con más clientes cada vez debido a la falta de tiempo y dedicación para crear nuevas relaciones afectivas.
Entre otros centros especializados, Alter Ego cuenta actualmente con 10.000 clientes, de edades comprendidas entre los 25 y los 80 años. Eva Sellés, una de sus psicólogas, desmonta la creencia de que "los polos opuestos se atraen". Para que una pareja funcione, "las dos personas han de contar con principios y valores comunes, así como inquietudes, gustos y hobbies parecidos". Eso sí, "dentro de esta compatibilidad emocional hay lugar de sobra para la diferencia, que es lo que permite que los dos se complementen".
Este tipo de agencias elaboran un perfil psicológico de los interesados y a partir de ahí hacen una selección de candidatos que podrían funcionar como pareja; se les proporciona un número de teléfono y ya pueden establecer la primera cita. Sellés asegura que "sólo se necesitan unos minutos para que las dos partes corroboren si existe una cierta química emocional, física y sexual. Esto es algo que un ordenador jamás podrá determinar".
La experiencia de Isabel Lerin y Tomás Suc demuestra que el verdadero amor se sustenta bajo tres pilares: en primer lugar, la responsabilidad personal, que consiste en que cada amante se haga cargo de sí mismo psicológicamente. En segundo lugar, la interdependencia. Una vez conquistada la autonomía e independencia emocional, el aprendizaje radica en construir una convivencia constructiva, honesta y respetuosa. Y por último, valorar y disfrutar de la persona con la que compartimos nuestra vida tal como es.
Esto es precisamente lo que escribió el médico neuropsiquiatra y psicoanalista Fritz Perls, creador, junto con su esposa, Laura Perls, de la terapia Gestalt: "Yo soy yo, tú eres tú. Yo no vine a este mundo para vivir de acuerdo a tus expectativas. Tú no viniste a este mundo para vivir de acuerdo con mis expectativas. Yo hago mi vida, tú haces la tuya. Si coincidimos, será maravilloso. Si no, no hay nada que hacer".
Si hoy por hoy nuestras relaciones están marcadas por la rutina, el conflicto y el sufrimiento es porque nadie nos ha enseñado a amar. Pero como cualquier otro arte, se aprende a base de practicar y cometer errores. Y si no que se lo pregunten a Isabel y a Tomás. Ellos han descubierto que el amor es como la semilla de una flor. Para que brote, exhale su aroma y ofrezca sus frutos a la vida requiere cuidados diarios. Al igual que la flor, el amor necesita ser regado con agua, nutrirse de varias horas de sol y ser mimado con dosis de ternura y cariño cada día. El reto de cada pareja consiste en convertir esta metáfora en una realidad, explorando en cada caso cuál es la mejor forma de conseguirlo. Nunca hemos de olvidar que, tarde o temprano, cosecharemos lo que hayamos sembrado.
El amor es una palabra muy maltratada por la sociedad. Tanto es así, que en un primer momento suele confundirse con el enamoramiento. En opinión del psicólogo clínico Walter Riso, experto en relaciones de pareja, "el enamoramiento es un estado de atracción y pasión que suele durar entre seis meses y dos años, estrechamente relacionado con nuestra necesidad biológica de procreación". Dicho de otra manera: es la trampa en la que caemos cuando vivimos condicionados por nuestro instinto de supervivencia. Durante este periodo "nos obsesionamos con la persona amada, queriendo estar a su lado todo el tiempo y a cualquier precio. Es como un hechizo fisiológico que nos nubla la razón, volviéndonos adictos al objeto de nuestro deseo". A nivel psicológico, "el enamoramiento nos lleva a distorsionar la realidad, proyectando una imagen idealizada sobre nuestra pareja". Tal y como le sucedía a Paquita Gomero, "estamos tan cegados por el intenso torbellino emocional que sentimos en nuestro corazón, que no vemos al otro tal como es, sino como nos gustaría que fuese", reconoce Riso.
Y en base a esta visión deformada, "muchas personas se comprometen, se casan o toman otro tipo de importantes decisiones que son determinantes para su futuro afectivo", sostiene Riso, autor de ¿Amar o depender?, Amores altamente peligrosos y Los límites del amor. Una vez se desvanecen los efectos del enamoramiento, los amantes empiezan a verse tal y como realmente son. "Y es entonces cuando comienza la verdadera relación de pareja, pudiendo cultivar un amor sano, nutritivo y duradero", señala este experto. En este punto del camino es donde se pone de manifiesto el auténtico compromiso de la pareja.
La paradoja inherente a nuestros vínculos afectivos es que todos deseamos ser queridos, pero ¿cuántos amamos realmente? Y es que una cosa es querer, y otra muy distinta, amar. A juicio del psicólogo clínico Walter Riso: "Queremos cuando sentimos un vacío y una carencia que creemos que el otro debe llenar con su amor". En cambio, "amamos cuando experimentamos abundancia y plenitud en nuestro interior, convirtiéndonos en cómplices del bienestar de nuestra pareja".
A menos que cada uno de los dos amantes se responsabilice de ser feliz por sí mismo, la relación puede convertirse en un campo de batalla. De hecho, "muchas parejas terminan encerrando su amor en la cárcel de la dependencia emocional, creyendo erróneamente que el otro es la única fuente de su felicidad", apunta Riso. "Es entonces cuando aparecen en escena el apego (creer que sin el otro no se puede vivir), los celos (tener miedo de perder al compañero sentimental), la posesividad (tratar al otro como si nos perteneciera) y el rencor, que nos lleva a sentir rabia e incluso odio hacia nuestra pareja, creyendo que es la causa de nuestro malestar.
Y por si fuera poco, se sabe que cada conflicto que mantenemos con nuestra pareja deja heridas en nuestra mente y en nuestro corazón. Además, "con el tiempo, nuestro cerebro va tejiendo una red neuronal en la que se archivan todos esos desagradables episodios de violencia psicológica", señala este experto. Esta es la razón por la que a veces, cuando la relación está muy deteriorada, basta un simple comentario para que iniciemos una nueva y desagradable discusión. Lo cierto es que Riso ha trabajado con parejas que, más allá de separarse, han terminado literalmente destruyéndose.
Según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el año pasado se produjeron en España 123.450 divorcios, separaciones y nulidades, frente a los 131.317 de 2008 y los 141.246 de 2007. "Esta tendencia a la baja no tiene nada que ver con una mejora sustancial de la convivencia", afirma el abogado matrimonialista José García Berzosa. Por lo visto existen otros motivos menos románticos: "La crisis económica ha obligado a las familias a abrocharse el cinturón", añade García Berzosa
Por más que hayan dejado de amarse, muchas parejas no pueden permitirse los 1.200 euros que cuesta un divorcio de mutuo acuerdo. Y ya no digamos pagar un mínimo de 1.800 euros, que es lo que vale llevar los trapos sucios hasta la sala de un juzgado. Aun así, en muchos casos, la grieta emocional entre los dos cónyuges es tan grande, que no dudan en echar mano de sus ahorros -e incluso pedir algún crédito- para que un juez decida cómo resolver su disputa sentimental. Entre otros casos curiosos, García Berzosa recuerda una pareja que se divorció el día después de su viaje de novios y otra que lo hizo siendo ya octogenarios, una semana después de enterrar a su único hijo.
Lo curioso es que una buena parte de estas separaciones se producen en septiembre, justo después de las vacaciones. "Es cierto que la rutina laboral y conyugal devora día tras día cualquier posibilidad de nutrir el amor en la pareja, pero también lo es que esa misma rutina les mantiene ocupados y distraídos", explica este abogado matrimonialista.
Por eso, cuando los amantes conviven de forma intensiva durante varias semanas seguidas, "es el momento en el que pueden acabar reconociendo que ya no se soportan más". Es entonces cuando la separación puede convertirse en un proceso alquímico, transformando el amor en odio.

miércoles, 2 de junio de 2010

Ejercicio Motivación (PNL) - 2 y 3

Vamos allá con un par de ejercicios donde usar las herramientas aprendidas en el ejercicio 1. Es muy importante haber hecho el ejercicio 1, para poder realizar el 2.
Adjunto encuesta, para saber qué os parecen estos ejercicios (extraidos de este libro de PNL) .

EJERCICIO 2 "AUMENTA TU MOTIVACIÓN"

1 - Una tarea valiosa
: Piensa en algo que sabes que valdría la pena hacer, pero para lo que te cuesta mucho ponerte manos a la obra.

2- Busca objeciones: Tómate el tiempo necesario para preguntar a cada parte de tí, si hay alguna objeción al hecho de que te pongas a hacerlo. Presta atención a todas las objeciones. Si tienes dificultades en satisfacer cualquiera de las objeciones que se presenten, piensa en alguna otra cosa ante la que ninguna parte de ti objete.

3- Resultados y consecuencias : Piensa en el resultado de la tarea terminada, no en el proceso de hacerla, sino en los beneficios de su resultado. ¿Qué ganas en muchos aspectos haciéndola? ¿Qué piensas sobre estos beneficios ahora?

4- Cambio de submodalidades: Utiliza ahora la lista de elementos que descubriste en el ejercicio anterior para cambiar lo que piensas sobe los resultados de la tarea terminada. Haz estas imágenes mayores, más próximas, con mayor colorido... Añádele un sonido más colorido, una voz que te anime, o cualquier otra cosa de las que identifican para ti una experiencia atractiva y apasionante. Continúa haciéndolo hasta que te sientas fuertemente atraido hacia la tarea, como te sentías con las experiencias "muy atractivas" del ejercicio anterior.


EJERCICIO 3 "EL GENERADOR DE NUEVO COMPORTAMIENTO"

1 - Preparación : Busca un lugar tranquilo para realizar este ejercicio. No cierres los ojos, ponte cómodo y mira hacia tu derecha. Imagina en tu mente que ves a alguien idéntico a ti, a cierta distancia. Es ese "doble" quien va a aprender durante el ejercicio , mientras tú observas. Tan sólo cuando te sientas plenamente satisfecho con todo el proceso, se integrarán en ti las nuevas habilidades. Para asegurarte de ello, imagina que estás dentro de una burbuja de plástico , de modo que te sientas totalmente separado y desligado de las actividades de este "otro tú" ahí fuera.

2- Elige una tarea : Piensa ahora en algo que quieras motivarte a hacer. Elige algo muy sencillo, como por ejemplo limpiar tu habitación, poner al día tu agenda, o levantarte por la mañana. Algo que no te guste hacer, pero que desearías haber hecho ya por los beneficios que te supondría.

3- Observa los beneficios: Contempla al "otro tú" y observa el aspecto que tendrá cuando el trabajo esté terminado, incluyendo las consecuencias positivas de haberlo hecho y los beneficios resultantes, tanto directos e inmediatos , como futuros.

4- Ejecución de la tarea : Observa ahora cómo el "otro tú" ejecuta con facilidad la tarea. Mientras lo hace , el "otro tú" observa la imagen del trabajo terminado y experimenta la satisfacción de verlo completado. Fíjate en que la voz interior del "otro tú", te alienta y te anima, recordándote las recompensas futuras y lo mucho que ya has avanzado hacia el objetivo. Finalmente observa al "otro tú" encantado de haber terminado el trabajo y disfrutando de la recompensa por haberlo completado felizmente.

5- Revisión y ajuste : Si lo que ves no es enteramente satisfactorio, deja que una suave neblina cubra tu visión interior , mientras tu mente inconsciente realiza los ajustes o cambios oportunos. Cuando desaparezca la neblina , comprobarás que los cambios han sido hechos de modo agradable y positivo para tí. ¿ Desearías ser este "otro tú" que acaba de utilizar una nueva estrategia de motivación? ¿ Crees que tu "otro yo" domina ya lo suficiente esta nueva técnica? Pídele que te lo demuestre , repitiendo el proceso con otra tarea.

6- Integración : Cuando te sientas plenamente satisfecho, deja que desaparezca la burbuja de plástico y absorbe dentro de ti a este "otro tú" que posee el nuevo conocimiento.

7- Planificación: Dedica un poco de tiempo ahora, a considerar cuándo será la próxima ocasión que tendrás que realizar la tarea para la que te acabas de
motivar.